San Petersburgo: introducción


Con más de 4,5 millones de habitantes San Petersburgo es la segunda ciudad en importancia de Rusia, por detrás de la capital, Moscú.

Está enclavada en la Región de Leningrado y tiene acceso al Mar Báltico por la desembocadura del río Neva.

Históricamente la ciudad ha recibido varios nombres. Desde 1914 hasta 1924 se llamó Petrogrado; desde 1924 hasta 1991 adoptó el nombre de Leningrado y desde 1991 pasó a denominarse San Petersburgo, nombre que recibe en la actualidad.

Su nombre significa "Castillo de San Pedro", nombrado así en honor al Santo Patrono.

Su centro histórico está considerado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

San Petersburgo es una ciudad cargada de una profunda historia y tradición, inconfundible por su peculiar belleza y armonia. Una ventana abierta a Europa, una ciudad imperial majestuosa creada por Pedro el Grande.

Sus puentes, sus palacios, sus bellísimos monumentos, sus iglesias, sus enormes templos, sus palacios aristocráticos y sus relajantes parques se funden para conquistar los corazones de lo viajeros, quienes encontrarán en San Petersburgo un auténtico "museo al aire libre".






0 comentarios: