San Petersburgo: clima y ropa adecuada


San Petersburgo posee un clima continental, aunque por su situación geográfica se encuentra muy cercano al clima boreal. Los veranos son templados y agradables y los inviernos pueden llegar a ser extremadamente fríos, con nevadas copiosas y constantes.

En invierno, el rio Neva queda completamente helado, lo que imposibilita su navegación desde noviembre hasta abril.

Los meses más lluviosos en San Petersburgo abarcan desde abril hasta octubre. En términos medios, suele llover alrededor de 200 días al año, es decir, prácticamente uno de cada dos días.

La temperatura media anual es de unos 5 ºC, si bien, unos 150 días al año las temperaturas se sitúan en valores negativos.

El mes más frío suele ser febrero con medias en torno a los -8 ºC y mínimas que fácilmente pueden alcanzar los -15 ºC. El mes más cálido es julio con un promedio de 18 ºC y máximas que ocasionalmente pueden llegar a ser sofocantes por la humedad.

La mejor época para viajar a San Petersburgo es desde finales de mayo hasta mediados de julio, con temperaturas bastante agradables y días muy largos. El 26 de mayo comienzan las famosas "noches blancas", durante las cuales el sol casi no se pone por las noches y la luz solar dura alrededor de 18 horas. Este fenómeno se explica por la cercanía del Circulo Polar, y lo convierte en el periodo más romántico para visitar la ciudad.

En cuanto a la ropa adecuda, es evidente que debido a las bajas temperaturas que se registran durante la mayor parte del año debemos llevar toda clase de prendas de abrigo, además de gorros, bufandas y leotardos. Si viajas en verano, la ropa debe ser más ligera, pero siempre debemos llevar prendas de abrigo para soportar las caídas de temperatura.